facebook

SISTEMAS DE OXIGENACIÓN DE BAJO FLUJO

Autor

Alejandro Guerra

Publicación

mayo 18, 2022

Estos sistemas no son capaces de proporcionar todo el volumen minuto requerido por el paciente y por lo tanto parte del volumen corriente inspirado debe provenir del aire atmosférico. Permiten disponer desde concentraciones bajas de oxígeno a concentraciones altas, pero lo llevan a cabo con flujos inferiores a las demandas del paciente. Cualquier concentración de oxígeno entre el 21 y el 80% puede ser administrada por este sistema. La fracción de oxígeno inspirado variará en función del flujo inspiratorio, la ventilación minuto y los cambios en el flujo de oxígeno (9).

Por ello la F1O2 de estos sistemas no es constante ni predecible. A mayor corriente frecuencia respiratoria y mayor volumen corriente, menor FIO2.

Sistemas de Oxigenación alto flujo

Estos sistemas no son capaces de proporcionar todo el volumen minuto requerido por el paciente y por lo tanto parte del volumen corriente inspirado debe provenir del aire atmosférico. Permiten disponer desde concentraciones bajas de oxígeno a concentraciones altas, pero lo llevan a cabo con flujos inferiores a las demandas del paciente. Cualquier concentración de oxígeno entre el 21 y el 80% puede ser administrada por este sistema. La fracción de oxígeno inspirado variará en función del flujo inspiratorio, la ventilación minuto y los cambios en el flujo de oxígeno (9).

Por ello la F1O2 de estos sistemas no es constante ni predecible. A mayor corriente frecuencia respiratoria y mayor volumen corriente, menor FIO2.

Dentro de este grupo encontramos

  • Los equipos con sistema Venturi (los más utilizados).
  • Las conexiones en T con depósito de reserva.
  • Las máscaras de CPAP.
  • Las tiendas faciales de oxígeno.
  • Los ventiladores mecánicos.

Debemos entender que la FiO2 es el porcentaje de oxígeno que hay en el aire que estamos respirando, mientras que el flujo es la cantidad de aire que estamos enviando a través del sistema (el soplido). El flujo inspiratorio por otra parte, es la cantidad de aire que inhala el paciente en cada respiración. Las gafas nasales, la mascarilla simple o la mascarilla con reservorio se consideran sistemas de bajo flujo, debido a que la cantidad de aire que proporciona es baja mientras que la concentración de oxígeno (la FiO2) es elevada, es decir enviamos poca cantidad de aire (sopla poco), pero va muy cargado de oxígeno. ASÍ QUE, QUE QUEDE CLARO FLUJO Y CANTIDAD DE OXÍGENO NO ES LO MISMO.

El requerimiento inspiratorio de la persona, es la cantidad de aire que necesita coger una persona para poder llevar a cabo una inspiración. Imaginemos que el requerimiento nuestro es de 40 l/min para realizar una inspiración completa. Los sistemas de alto flujo nos proporcionan por norma general más de 40 l/min, por ello, nosotros necesitamos inhalar 40 litros para inspirar y el sistema nos da esos 40 litros o más, decimos que el sistema de alto flujo proporciona el requerimiento total inspiratorio. Es decir, es como si todo el aire que cogemos, lo cogemos a través del sistema, por ello también sabemos que la concentración de oxígeno es fija. Porque sabemos la concentración que mandamos por el sistema, y si la persona está cogiendo todo el aire del sistema, sabemos que constantemente está recibiendo la misma concentración.

Siguiendo con el ejemplo, los sistemas de bajo flujo nos mandan poca cantidad de aire. Imaginemos que nos manda 10l/min, pero nosotros necesitamos 40l/min esos 30 litros que nos faltan los cogemos del aire ambiental, que se mezcla con el que nosotros mandamos. Es decir el paciente necesita más aire del que nosotros mandamos (que no quiere decir más oxígeno)

BIBLIOGRAFIA

Uña Orejón, R. Ureta Tolsada, P. Uña Orejón, S. Maseda Garrido, E. Criado Jiménez, A. Ventilación mecánica no invasiva. Sociedad Española de anestesiología, reanimación y terapéutica del dolor. Hospital General La Paz y Complejo Hospitalario de Albacete. 2005.

Rosario E. García Covisa, N. Alonso Iñigo, JM. Llagunes J. Protocolo de ventilación mecánica no invasiva en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del dolor. Consorcio Hospital General Universitario de Valencia.

Ayuso Baptista F. Jiménez Moral G. Fonseca del Pozo, FJ. Manejo de la insuficiencia respiratoria aguda con ventilación mecánica no invasiva en urgencias y emergencias. Servicio de Cuidados críticos y urgencias. Hospital Valle de los Pedroches. Pozoblanco, Córdoba.

España
Luis A. Ramos Gómez, Salvador Benito Vales. Ventilación no invasiva. Fundamentos de la ventilación mecánica. Barcelona. Internet.

http://www.fundamentosventilacionmecanica.com/index.html

Mondéjar García, Noelia. Roch Lapuente, Yolanda. Torres Figueiras, María. Torregrosa Marco, Natalia. Interfase en ventilación mecánica no invasiva. Cuidados básicos de enfermería. Unidad de Reanimación. HGUA. Alicante. Asociación y Escuela Internacional de Ventilación Mecánica No Invasiva.

El nombre va aquí

Contenido relacionado

0 comentarios

Compartir post

Comparte este post con tus amigos.