Myofascial Gua sha: Conoce las respuestas fisiológicas de su aplicación

por | Terapia Manual, Fisioterapia musculoesquelética, Fisioterapia Ortopédica | 0 Comentarios

Publicación

septiembre 21, 2022

Hoy te invitamos a conocer más del uso de la Gua sha con esta maravillosa técnica

La Gua sha es un instrumento, hecho en este caso, de acero inoxidable, que sirve para generar un estímulo mecánico en los tejidos blandos, trayendo consigo una serie de beneficios. Es considerada un instrumento de liberación o inducción miofascial y se emplea con técnicas de trazado miofascial.

Las técnicas de trazado miofascial buscan que los tejidos blandos respondan a estímulos de presión, estiramiento, flexión y torsión, ya sea con herramientas como la Gua sha o sin ellas, ya que también se pueden hacer de forma manual.

Lo anterior se sustenta principalmente en la ley de Hooke, esta afirma que el objetivo de la aplicación al tejido, es realizar una deformación en este, en la misma dirección y de forma proporcional a la fuerza ejercida con el objeto, en este caso, la Gua sha. Según esto, entre más penetración haya durante la intervención, mayor deformación puede ejecutar el tejido impactado, lo que puede resultar en que haya una mejor respuesta plástica o elástica en el paciente.

El trazado miofascial por medio de herramientas como la Gua sha, generan distintas respuestas fisiológicas positivas, hoy te contaremos cuáles son y cómo su uso es de gran provecho para pacientes.

Acción mecánica:

  • Eliminar adherencias fibrosas que se encuentren en los tejidos blandos.
  • Favorecer la circulación promoviendo la eliminación de sustancias innecesarias en el tejido.
  • Incrementar el abastecimiento tisular generando efectos beneficiosos en los procesos patológicos.

Efecto muscular:

  • Disminuir adherencias, retracciones y acortamientos musculares
  • Promover el aumento de los rangos articulares
  • Corregir alteraciones y/o disfunciones posturales

Efecto nervioso:

  • Activación de propioceptores y mecanorreceptores en la zona tratada, favoreciendo sus funciones

A continuación te mostraremos cuáles son las formas de realizar el trazado miofascial con la Gua sha:

  • Scraping o raspado: Usa la Gua sha para realizar un recorrido en el tejido, permitiendo identificar y tratar puntos de lesión. Es una técnica originada en la Medicina tradicional china. Al finalizar el tratamiento se debe evidenciar enrojecimiento o petequias en la zona debido al impacto en el tejido.
  • Técnica de gancho: Elimina restricciones y corpúsculos que se ubican entre la aponeurosis y el tejido musculoesquelético. Rompe adhencias sin lesionar la piel. Es beneficiosa para inserciones miotendinosas y se aplica usualmente de forma transversa.
  • Técnica de raspado en estrella: Se usa en puntos gatillo o dolorosos, el recorrido se hace en todas las direcciones como si se estuviera dibujando una estrella.
  • Técnica de bombeo: Es especial para zonas como la escápula, el diafragma, psoas ilíaco o en la región de la patela. Moviliza con efectividad estas estructuras ayudando a su liberación.
  • Técnica transversal: Esta técnica es útil para tratar musculatura de gran tamaño y para el manejo de cicatrices, se emplea moviendo la Gua sha de forma transversal en todo el recorrido muscular y/o de la cicatriz a tratar.

IMPORTANTE:

  1. Usar gel conductor en vez de aceite o crema para evitar que se absorba rápidamente.
  2. Desensibilizar la zona antes de iniciar el tratamiento.
  3. Conocer todos los ángulos y bordes de la Gua sha para poder emplearlos correctamente, no todos se utilizan en las mismas zonas ni con los mismos objetivos.

 

¿Quieres saber más?, compra ya nuestro #PlanExperto en fisioterapia e innovación y #ConvíerteteEnUnExpertoEstudiandoConFisioterapiaEnMovimiento

Contenido relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir post

Comparte este post con tus amigos.