Mediante la aplicación de Ventosas se aumenta el riego sanguíneo, con lo que las reacciones químicas de la zona se producen con mayor rapidez, reduciendo síntomas de alergia, fatiga crónica, fibromialgía, alivio del dolor, entre otros. En este caso, apreciamos la aplicación de las ventosas  en cuádriceps realizando un arrastre lateral, horizontal y vertical manteniendo la resistencia y enfocándonos principalmente en el punto de dolor que refiere el paciente.

Protocolo dictado en la Certificación Internacional de Ventosas-Cupping en la ciudad de Bogotá.