El vaginismo es una disfunción pelviperineal

que se caracteriza por un acortamiento de la musculatura del piso pélvico debido a una contracción mantenida de tipo involuntario. Generalmente, aumenta al momento de intentar tener relaciones sexuales al momento de tener una penetración vaginal; lo que produce dolor durante las relaciones sexuales, bien sea a nivel superficial o profundo o incluso, la imposibilidad de lograr el coito.

Entre las causas más comunes que se le atribuyen al vaginismo están:

  1. Alteraciones psicológicas
  2. Ausencia de educación sexual
  3. Desconocimiento del piso pélvico

Las anteriores causas se asocian al vaginismo primario, ya que la paciente nunca ha tenido una penetración vaginal, ya sea por relaciones sexuales o una introducción de objetos en el canal vaginal.

El vaginismo secundario se produce tras una lesión directa o indirecta en la zona pélvica, este puede ser debido a golpes de alto impacto en la zona, secuelas de abuso sexual, postparto, desgarros musculares o infecciones vaginales recurrentes como la candidiasis y/o cistitis a repetición.

En general, el cambio del PH vaginal puede producir la liberación de sustancias inflamatorias que aumentan la liberación de calcio y este, en vez de metabolizarse adecuadamente, se mantiene en la fibra muscular provocando isquemia tisular, lo que produce los puntos gatillo miofasciales (que generan dolor, espasmo e impotencia funcional).

Prevención del Vaginismo. ¿Cómo evitar el Vaginismo?

Generalmente, aparece de forma repentina y es difícil identificar los signos y síntomas antes de presentar como tal la disfunción. Sin embargo, algo fundamental es cuidar la salud de la zona pélvica en general con las siguientes estrategias:

Vaginismo: ¿Qué es y cómo tratarlo?
  1. Asistir a controles regulares con ginecología
  2. No dejar pasar dolores repentinos en la zona
  3. Asistir a fisioterapia pelviperineal para conocer y ejercitar la musculatura
  4. Si fuiste víctima de abuso sexual, el apoyo psicológico y terapéutico es la mejor
  5. herramienta para empezar a sanar

Tratamiento de fisioterapia en el vaginismo

El abordaje fisioterapéutico consta de las siguientes técnicas y herramientas terapéuticas, la elección de las mismas variará dependiendo de las características individuales de cada mujer:

  • La educación para la relajación muscular del suelo pélvico, ayuda a crear una consciencia corporal de la zona pélvica, de esta manera evitar mitos o miedos que ocasionen los espasmos musculares que cierran el canal vaginal
  • Tecarterapia o diatermia
  • Entrenamiento del suelo pélvico: con el entrenamiento específico de la musculatura que compone el piso/suelo pélvico, las mujeres aprenden a conocer sus músculos vaginales y practican tensándolos y relajándolos de manera consciente
  • Ejercicios de dilatación mediante dilatadores de distintos tamaños (dilatadores Hegar)
  • Biorretroalimentación
  • Técnicas de terapia manual interna
  • Electroestimulación externa inicialmente e interna conforme se va evolucionando
  • Termoterapia superficial y ultrasonido
  • Reeducación postural global (RPG)
  • Masaje terapéutico

En Fisioterapia en movimiento tenemos un área especial para la rehabilitación del suelo pélvico, allí podrás ampliar y profundizar todos los conocimientos relacionados con la fisiología y la fisiopatología de tu zona pélvica. ¡Regístrate ya!

  • Pereira, D. M., Silva, E. S. D., Pinto, M. N., Oliveira, R. H., Fernandes, L. Z., & Vettorazzi, J. (2022). Tratamentos do vaginismo: uma revisão da literatura. Promoção e proteção da saúde da mulher ATM 2024/2. p. 165-178.
  • Capra, A. C., Ferracini, I. D., & Irigaray, T. Q. (2021). Familia, religión y educación sexual en mujeres con vaginismo: un estudio cualitativo. Psicologia: teoria e prática23(3), 1-22.
  • Spengler González, L. M., de Dios Blanco, E., Roque Ortega, L., & Maurisset Moraguez, D. (2020). Dispareunia y vaginismo, trastornos sexuales por dolor. Revista Cubana de Medicina Militar49(3).
  • fLORES COLOMBINO, A. (2013). EL VARON EN EL VAGINISMO.
  • Moreira, R. L. B. D. (2013). Vaginismo.
Bibliografia recomendada

Contenido relacionado

0 comentarios

Compartir post

Comparte este post con tus amigos.