El plasma rico en plaquetas es un componente que se obtiene de la sangre posterior a su extracción venosa y a su centrifugación.

Está compuesto de plaquetas, encargadas de la coagulación de la sangre y es por esto que el plasma tiene una densidad mayor y se separa en la centrifugación de los otros componentes sanguíneos. 

Además de tener grandes beneficios en el área estética, hoy en día se conocen también sus atributos en el sistema musculoesquelético como coterapeuta en lesiones agudas y crónicas.



¿Cómo se obtiene?

Es un procedimiento muy corto que se basa en extraer sangre venosa del paciente a intervenir, la cantidad la determina el terapeuta dependiendo de la lesión y la zona a tratar, posteriormente se centrifuga 3.200 revoluciones por minuto (rpm) por un tiempo aproximado de 15 minutos, se extrae el plasma y se inyecta con una jeringa en la zona a tratar del paciente.


¿Por qué funciona?

Los beneficios que se le atribuyen a la técnica son debido a la liberación de factores de crecimiento (células madre) que contiene el plasma, estos favorecen la división celular y la regeneración tisular. Debido a la acción de estas células, su objetivo principal es estimular, favorecer o iniciar los procesos de angiogénesis, miogénesis, reclutamiento y proliferación tisular.


¿En qué patologías o disfunciones está indicado?

En lesiones inflamatorias y traumatológicas de

  • Músculos

  • Ligamentos

  • Tendones

  • Cápsulas articulares

  • Hueso (fracturas)


¿Por qué usar la técnica?

- Es de las más seguras porque usa la sangre del paciente, ninguna sustancia externa.

- Debido a sus componentes es extremadamente efectiva en la disminución de los síntomas.

- Sus efectos son casi inmediatos y el tiempo de aplicación es de máximo 30 minutos.


Te invitamos a estar conectado con nosotros en todas nuestras redes sociales, pronto tendremos nuevas formaciones para que sigas creciendo a nivel profesional.