Como es de saberse hoy día, el embarazo es uno de los estados que más cambios morfofisiológicos producen en las mujeres, por tal razón la correcta prescripción del ejercicio en cada una de las fases de la gestación es vital para contribuir a una mejor adaptación de dichos cambios; así como también evitar complicaciones como la preeclampsia y la diabetes gestacional.


En primera medida se debe aclarar que el ejercicio debe ser autorizado por el obstetra tratante, ya que todos los casos son distintos en algunos casos como los embarazos de alto riesgo no es indicado realizar actividad física significativa; “El primer trimestre es el periodo con mayor riesgo de aborto, por lo que es importante que las mujeres físicamente activas disminuyan la intensidad del ejercicio habitual hasta que se confirme la correcta evolución del embarazo y la ausencia de riesgos asociados” Pérez, S. (2020)

A continuación, te mostraremos una serie de ejercicios que puedes realizar en el primer trimestre del embarazo si la indicación médica lo permite:


Odoo - Ejemplo 1 para tres columnas

 

El ejercicio cardiovascular de intensidad baja como la bicicleta estática o caminar máximo 30 minutos te ayudará a aliviar síntomas como las náuseas y el cansancio.

Odoo - Ejemplo 2 para tres columnas

 

Técnicas como el pilates o el yoga en la modalidad de bajo impacto te ayudarán a mantener el trofismo muscular, estirar los músculos y realizar activación circulatoria, siempre debe ser guiado por un profesional en el tema.

Odoo - Ejemplo 3 para tres columnas

 

Realizar ejercicios de activación circulatoria contribuirá a un mejor retorno venoso.

 BIBLIOGRAFÍA 

Pérez González, S. (2020). Influencia del ejercicio físico en la salud materna durante el embarazo. Tomado de: https://repositorio.unican.es/xmlui/bitstream/handle/10902/20070/PEREZ%20GONZALEZ%2c%20SOFIA.pdf?sequence=1&isAllowed=y