Las bolas chinas son dispositivos que se introducen en la cavidad vaginal o anal, en su interior tienen una pequeña esfera que vibra al momento en que el paciente realiza cualquier movimietno, en principio eran considerados únicamente juguetes sexuales pero con el paso del tiempo se fueron atribuyendo a ellas propiedades terapéuticas que pueden contribuir a la activación de la circulación sanguínea de la zona y también a mejorar el  tono de la musculatura del suelo pélvico.

Hoy en día las bolas chinas encuentran en el mercado con diferentes tamaños y pesos, es importante que esto se indique por un profesional en fisioterapia pélvica ya que si se usan de forma incorrecta pueden tener resultados contraproducentes en el suelo pélvico del paciente, entre estos aumento del dolor o irritación en la zona por mal uso.

¿Cómo se deben poner?

1. Desinfecta la o las bolitas antes de introducirlas, se recomienda usar agua tibia y jabón neutro

2. Utiliza un lubricante a base de agua o silicona con el ph indicado para la zona a trabajar, ya sea vaginal o rectal

3. Sigue las indicaciones de tu fisioterapeuta pélvico de confianza en cuanto al peso y tamaño adecuado según su objetivo terapéutico

4. En caso de ser 2 bolas siempre recuerda introducir primero la de menor tamaño y peso 

Odoo • Imagen y texto

5. Apenas cambies de posición notarás que puedes sentir como si la bola se fuera a salir, allí es cuando empiezas a contraer voluntaria e involuntariamente para evitar que la pesa salga de la cavidad

6. Recuerda que la función de las bolas chinas se activa de mejor forma al estar en movimiento, por tanto se recomienda que camines y hagas ejercicio de intensidad leve a moderada, no se recomienda correr para no provocar sobreestimulación en la zona. Ten en cuenta que esto también lo prescribe el fisio de acuerdo a tu caso

7. La indicación general es usarlas mínimo 15 minutos, sin embargo siempre recuerda que todo depende del plan de tratamiento específico para ti

8. Recuerda no usarlas si tienes infecciones vaginales o anales, si tienes cirugías o cicatrices recientes en la zona y en embarazo siempre con indicación médica.